Skip to content

Grupo de Investigación en Atención Farmacéutica

Inicio Contactar Buscar e-Formación e-Investigación Daderweb

GIAF - UGR (CTS 131)

Universidad de Granada
(Facultad de Farmacia)
Campus Universitario de Cartuja

958 24 19 31

giaf-ugr@atencionfarmaceutica-ugr.es

Estás aquí: Inicio-
La Universidad en la formación de profesionales del siglo XXI Imprimir E-Mail
miércoles, 13 de mayo de 2015

faus-martinez

 La Universidad debe de garantizar una sólida formación, asumiendo a la vez la evolución de la práctica de estos profesionales".

Una de las principales misiones de la Universidad es la formación de aquellas personas que en el futuro van a tener que tomar decisiones en el ámbito social. Personas que en base a conocimientos básicos, van a ser capaces de ampliar su información, asumir criterios y adoptar conductas, con el objetivo de resolver problemas o diseñar acciones encaminadas a dar respuestas a necesidades sociales.

Esto es vital en el caso de las denominadas Ciencias de la Salud, cuyo objetivo final es el bienestar de la población y en las cuales los conocimientos y experiencias aumentan de forma exponencial. La Universidad debe de garantizar una sólida formación, asumiendo a la vez la evolución de la práctica de estos profesionales. Esto significa que debe de estar muy atenta a las expectativas sociales en algo tan relevante para cualquier ser humano, como es el cuidado y mantenimiento de su salud.La importancia del trabajo de médicos y farmacéuticos como profesionales sanitarios, está avalada por directivas europeas que regulan los periodos de formación y los contenidos básicos, pero son las universidades las que en función de su autonomía, deben de diseñar esa formación, debiendo por tanto estar muy receptivas a la evolución de los conocimientos, e incluso a las variaciones en los paradigmas de estas profesiones. Teniendo también que velar por lo que se enseña y en el nivel en el que se hace.

La Universidad tiene que formar y tiene que investigar. Los docentes universitarios tienen que investigar a lo largo de toda su vida académica, ya que es la mejor manera de estar al día, de hacerse preguntas y buscar soluciones, de aportar evidencias al mundo científico y de transmitir esos valores a sus alumnos. Para ejercer esa labor docente e investigadora es muy importante contar con los mejores, y para ello la carrera profesional en la Universidad tiene que ser accesible, con normas claras, competitiva y adecuada en el tiempo. Pero además es esencial incorporar a profesionales de prestigio en las labores formativas, para que su experiencia se transmita a las siguientes generaciones

Desde la Universidad deberíamos permanentemente preguntarnos. ¿Qué quiere la sociedad de nosotros? ¿Estamos respondiendo a las nuevas necesidades sociales que están apareciendo? ¿Escuchamos a la profesión a la hora de diseñar nuestros programas y planes de estudio? ¿Estamos realmente proporcionando las competencias que figuran en dichos programas? Los que nos dedicamos a la enseñanza universitaria a tiempo completo: conocemos realmente cuáles son las necesidades formativas de los profesionales a los que estamos formando y los cambios que se están produciendo?

Creemos que es necesario potenciar la relación Universidad-Profesión recuperando la figura del profesor asociado como un profesional de reconocido prestigio incorporado a las labores docentes, que complemente la enseñanza impartida por los académicos.

A veces existe la queja de que nuestros egresados no son capaces de resolver de forma práctica un problema o una técnica compleja, argumentando falta de una formación más profesional. La respuesta no está solo en decir que nuestros títulos son generalistas, sino en reafirmar que la enseñanza universitaria proporciona las bases teóricas para entender determinado problema o determinada técnica y la posibilidad de otras alternativas o soluciones.

En el ámbito de las Ciencias de la Salud, la práctica colaborativa entre profesionales, es otro de los alicientes de la asistencia sanitaria. El desarrollo de actividades formativas conjuntas entre alumnos de diferentes grados para entender y asimilar la importancia del trabajo en equipo, olvidando endogamias y rencillas corporativas, será otro de los retos del futuro inmediato.

Por todo esto, el seguimiento de los egresados que salen de nuestras facultades es imprescindible para evaluar la calidad de producto que devolvemos a la sociedad, que es a la que nos debemos. Los estándares de buenas prácticas que están imponiéndose en todos los países para calificar a un buen profesional, deben de ser nuestra referencia a la hora de formar a nuestros alumnos. La docencia, la investigación y la práctica deben de estar cada vez más cerca, para conseguir que el ejercicio de nuestros profesionales tenga el fundamento científico.

María José Faus Dáder y Fernándo Martínez Martínez

 

Modificado el ( miércoles, 13 de mayo de 2015 )
 
< Anterior   Siguiente >
Facultad de Farmacia - Universidad de Granada Universidad de Granada Junta de Andalucía
FEDER Oficina de Transferencia de Resultados de investigación
 
 
premios_foro_GIAF-UGR

Formulario de acceso





cursoHerramientasInformaticasFarmacia
MASTER 7
catedra
ars_link
 
[+]
  • Wide screen resolution
  • Auto width resolution
  • Increase font size
  • Decrease font size
  • Default font size