Skip to content

Grupo de Investigación en Atención Farmacéutica

Inicio Contactar Buscar e-Formación e-Investigación Daderweb

GIAF - UGR (CTS 131)

Universidad de Granada
(Facultad de Farmacia)
Campus Universitario de Cartuja

958 24 19 31

giaf-ugr@atencionfarmaceutica-ugr.es

Estás aquí: Inicio-
Mi médico, mi farmacéutico y yo Imprimir E-Mail
domingo, 29 de marzo de 2009

artículo de opinión publicado en "El Global" (ver artículo )

fausEl protagonista de un equipo de salud es el paciente, que si se encuentra mal acude a su médico de familia para que le ayude. Éste realiza un diagnóstico, emite un pronóstico y, en su caso, instaura un tratamiento. Para obtener éxito puede acudir a una serie de especialistas que le faciliten información y ayuda. Es vital para el paciente que todos estos procesos se realicen con la máxima calidad, lo que exige un óptimo trabajo en equipo. El desarrollo actual de las tecnologías sanitarias permite al médico tener a su disposición un cuadro de especialistas de alto nivel, que siempre aportan información individualizada sobre ese paciente. Sin embargo, en la mayoría de los equipos de salud se produce una paradoja: siendo el uso de los medicamentos el tratamiento de elección mayoritario, no forma parte de ese grupo de especialistas uno en medicamentos.

¿No es necesario? ¿Siempre que se prescribe un medicamento el paciente consigue un resultado positivo en salud? ¿Siempre se consigue ese objetivo positivo en salud aunque el paciente decida no tomarlo? ¿Se consigue si se trata de un paciente no respondedor al medicamento? ¿O que no cumple la posología pautada, o que sea alérgico, o que tome otros medicamentos que interaccionan con el resultado en salud buscado? ¿El trabajo del médico no conseguiría mejores resultados si contara con la colaboración de un experto en medicamentos?

Los pacientes tenemos derecho a recibir la mejor atención sanitaria posible, y los responsables sanitarios deben proporcionar los medios adecuados para conseguirla. Desde hace tiempo, el ejercicio de la profesión médica y farmacéutica se separaron y surgió la figura del farmacéutico como el experto en medicamentos. Éstos, que saben de medicamentos y que son muy accesibles a los pacientes, deberían incorporarse a los equipos de salud para aportar información relevante sobre el medicamento en un paciente concreto. Que los medicamentos fallan en efectividad y seguridad está demostrado. Para resolver este problema, ¿no sería sensato incorporar farmacéuticos a los equipos de salud? Para los pacientes y para los médicos sería una estupenda medida en aras de conseguir, entre todos, resultados positivos en la salud de los pacientes. Sin embargo, no es algo universal. En la actualidad, el paciente y el médico que puedan contar con la ayuda de un farmacéutico para que el primero obtenga el máximo beneficio de sus medicamentos, son privilegiados. A este grupo de privilegiados pertenecemos mi médico y yo.

Modificado el ( lunes, 09 de noviembre de 2009 )
 
< Anterior   Siguiente >
Facultad de Farmacia - Universidad de Granada Universidad de Granada Junta de Andalucía
FEDER Oficina de Transferencia de Resultados de investigación
 
 

Formulario de acceso





catedra
ars_link
 
[+]
  • Wide screen resolution
  • Auto width resolution
  • Increase font size
  • Decrease font size
  • Default font size